Latino-Poemas
¡Regístrese Ahora!     Conectarse

Publicidad

Consultar

Otros

Usuarios conectados

24 usuario(s) en línea (4 usuario(s) navegando Poemas clásicos)

Registrados: 1
Invitados: 23

Starlight, más ....

Licencia

Licencia Creative Commons

Protección de copia

 Proteja sus poemas con Tynt
Gabriela Mistral :  EL DIOS TRISTE
 
Mirando la alameda, de otoño lacerada,
la alameda profunda de vejez amarilla,
como cuando camino por la hierba segada
busco el rostro de Dios y palpo su mejilla.

Y en esta tarde lenta como una hebra de llanto
por la alameda de oro y de rojez yo siento
un Dios de otoño, un Dios sin ardor y sin canto
¡y lo conozco triste, lleno de desaliento!

Y pienso que tal vez Aquel tremendo y fuerte
Señor, al que cantara de locura embriagada,
no existe, y que mi Padre que las mañanas vierte
tiene la mano laxa, la mejilla cansada.

Se oye en su corazón un rumor de alameda
de otoño: el desgajarse de la suma tristeza;
su mirada hacia mí como lágrima rueda
y esa mirada mustia me inclina la cabeza.

Y ensayo otra plegaria para este Dios doliente,
plegaria que del polvo del mundo no ha subido:
"Padre, nada te pido, pues te miro a la frente
y eres inmenso, ¡inmenso!, pero te hallas herido."

Poeta
Gabriela Mistral
Editor
Poeta TrabisDeMentia
Poemas del mismo poetaMás poemas
Rss del poetaRss del poeta
EstadísticasEstadísticas
 
Poema
Fecha 1/7/2012 13:01:59
Lecturas 684
Favoritos 0
Enviar a un amigoEnviar
Versión imprimibleImprimir
Crea un documento PDF con el poemaCrear un pdf
Recientes
Yo pienso en ti buscándote en la mar
PROMESA A LAS ESTRELLAS
DAME LA MANO
LA MAESTRA RURAL
LA SOMBRA INQUIETA
Al azar
AL PUEBLO HEBREO
AL OÍDO DEL CRISTO
ADIÓS
LEÑADOR
BALADA
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Poetas al Azar

Login

Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

Navegar por los temas